Libertades

Así se habla, te aplaudo y felicito por ello.

Vulvaginación

Soy un cuerpo en celo.
Hambrienta de caricias reales
me he vuelto exigente.
Lo sé.
Antes me conformaba con lametazos que no eran besos
y con empujones que simulaban ser una embestida bien ejecutada.
Astro silente después de un orgasmo fingido.
Pensaba que en eso radicaba el asunto.
Fingir mientras te mueves a gusto del otro…
Esa era la yo conforme
la que prodigaba placer despojándose del suyo.
La que no sabía que podía sentirlo en sus propias carnes.
Pensaba que esa miel estaba reservada solo para ellos…
Así me educaron.
Su brusquedad terminaba magullando mi entrepierna y me dejaba con muy mal sabor de boca.
Pero yo sabía que me faltaba algo
que no alcanzaba a entender.
Ahora no.
Abrí los ojos y las piernas mejor…
Atrás las quedadas de ordinaria andadura.
Los succionadores de boca torpe
y el mete y saca de machos que de machos ni el…

View original post 122 more words

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s